La Época Romántica

"Crinolinas, miriñaques, carnets de baile, un caballero galante y un baile sonando,...una preciosa noche"

Comienzo

Comienzo esta andadura con la mayor de las ilusiones y esperanzas puestas en este blog. Me gustaría ir contándoles, a todos aquellos que quieran y estén interesados, mi andadura y comienzos en la costura. Y concretamente en la costura aplicada a la recreación de un siglo maravilloso, no sólo por su moda, sino por su literatura, descubrimientos científicos, y también por sus costumbres, educación, y en definitiva por su más que romántico ambiente. Supongo que todos sepan ya a qué siglo me refiero, el XIX. Todo empezó con mi ingreso en un grupo folclórico de mi cuidad, Gijón, al tener que hacerme el atuendo típico de los asturianos. Buscando y buscando información y patrones, para poder hacerme diferentes piezas, di con el Cuaderno de Costura de Doña Rosario, y de ahí llegué a la maravillosa Asociación Cultural "Sociedad Augusta Victoria", a la que tan orgullosamente pertenezco. Me costó mucho dar el paso de ingreso en Augusta, no se por qué, no me atrevía, y tardé bastante. Pero finalmente, me lancé y comencé mi primer proyecto de costura: Vestido de corte miriñaque (aprox. 1860). Mi intención es ir enseñándoles mis tareas y objetivos conseguidos, así como mi traje regional, inspirado en la indumentaria típica de mi región en el siglo XIX. Pido disculpas, ya por adelantado, por el poco tiempo del que dispongo y la más que lenta subida de  dichos proyectos. Espero sepan disculparme. Madame Lafayette.

Debo contarles también quién está detrás de Madame Lafayette… Cómo surgió este alias y por qué. Ya desde muy pequeña me he sentido atraída por el siglo XIX. Recuerdo unas Navidades esperando hasta las tantas de la madrugada (por no decir primera hora de la mañana) de una noche de Nochevieja, para poder ver una de las tantas reposiciones de “Lo que el viento se llevó”. O cómo, me enganché, siendo una adolescente a la serie “Norte y Sur” (adaptación televisiva de la trilogía de John Jakes). Estas dos producciones me marcaron, aunque ya venía convencida, sobre mi pasión para con esta época. Así que, a la hora de hacerme un perfil para mi faceta recreacionista, decidí elegir a una supuesta criolla de origen francés, educada en aquella sociedad romántica y selecta del “Viejo Sur”.

La persona real que se encuentra detrás de Charlotte, no es más que una mujer de treinta y pico…años, diplomada en Ingeniería Técnica Industrial, y con ningún conocimiento de costura, salvo los vestiditos que le hacía a mi “Barbie” cuando era pequeña.

Nací, estudié y vivo en Gijón (Asturias), felizmente casada y madre de una niña. Mi otra gran pasión es mi tierra y por ende el folclore de la misma, gracias al cual, decidí dar este paso.

No os aburro más, espero que vayáis viendo conmigo mis avances en esto de la costura, si es que soy capaz a aprender y mejorar.

2 comentarios:

  1. Buenas noches Madame.
    No sé como puedo contactar contigo. Estuve buscando un mail al que escribirte pero creo que no lo tienes en el blog (y si lo tienes, que me aspen pero no lo encuentro)

    Soy fotógrafa asturiana y estoy inmersa en un proyecto fotográfico relacionado con la historia, literatura, arte y la recreación, y estoy buscando modelos que quieran participar en sesiones recreacionistas y creo que das el perfil completamente. Sería para recrear el siglo XVIII, XIX y XX. Si te apetece ser Elizabeth Bennet paseando por un puente de piedra, escríbeme a vanessariesgogonzalez@gmail.com y ya hablamos.

    Gracias por adelantado,
    Vanessa

    ResponderEliminar